Le llevó al Gobierno mindoniense tanto tiempo, o más, que terminar la obra de la Plaza del Seminario. Al menos, lograron sorprendernos, tanto como nombrarse un Papa de 56 años. La verdad, estábamos pensando en que el Gobierno estaría tratando de convencer al venerable señor e insuperable sabio de la Historia de Mondoñedo, don Enrique Cal Pardo.
No tengo el gusto de conocerle, pero espero que se me haga el honor de presentármelo algún día. Inculto de mi, no conocer a un hombre de la ejemplar trayectoria que ostenta. Me pondré sonrojo si, encima, es pariente del Iltmo. y Rvdmo. señor doctor D. Francisco Reigosa Pedrosa (q.e.p.d.). De aquel hombre que tanto trabajó por Mondoñedo hasta el extremo de conseguir en Madrid que no se suprimiera el Juzgado de Primera Instancia de nuestra Ciudad. Pero no me pienso ese parentesco, porque este Vicario General era de Villaformán.
Mi sorpresa sigue cuando leo hoy que en el Pleno de la Corporación Municipal de Mondoñedo que se celebrará mañana, se aprobará oficialmente su nombramiento por unanimidad y, a mayores, a propuesta de los once miembros de la Corporación. No por nada importante, porque, además, supongo que el candidato lo merezca sobradamente. Y, encima, nació en Mondoñedo, categoría suficiente para ser digno de representarnos (el último no era nativo de Mondoñedo). Y si asisto al Pleno calculo que tampoco nada aprenderé al ser propuesta de los once citados miembros. Posiblemente que si no fuera así el candidato no aceptaría el honorable nombramiento.
Sí, sorpresa, porque, al menos, me llama la atención que el PP acepte el nombramiento, para tan digno cargo, de un galeguista. Poseedor sólo, que yo sepa, de Cuentos y leyendas en el idioma español o castellano, que, sin duda, le va a ser suficiente, por su demás categoría literaria, para participar en actos de promoción de Mondoñedo, como quiere el Sr. Alcalde, don Manuel Orlando González Cruz, nacionalista como representa políticamente. 
Sé que me va a ser difícil saber el por qué de la decisión del voto favorable de la Oposición, porque topamos con el sigilo extremo de mí amiga, e inmovible en el silencio, Doña Elena Candia, que, aseguro, no es una “sinvergüenza política” como desacertadamente parece que le llamó algún desamable y descortés ayer.
Me da igual, al final, si fuera cierto que la unanimidad procediera de un acuerdo entre Gobierno y Oposición, a cambio de la agilidad de la licencia para la muy necesaria instalación de Bioenergía Lobra en la nave de Ecar de San Lázaro, o a cambio de cualquier otro beneficio para la Ciudad de la Paula.
Si así fuere, estaríamos ante otro signo inequívoco de que el año 2.015 es el del cambio positivo para Mondoñedo.
Sin embargo, pienso que los vecinos debieran ser sondeados en su opinión de alguna manera, para saber su tanto por cien de conformidad con el nombramiento de mañana. Igual lo fueron y no me enteré, porque vivir apartado del casco histórico tiene estas cosas. Y sería importante para hacer gala de esas leyes que nos van a conceder la participación ciudadana en los asuntos de gobierno, la transparencia y la regeneración de la Democracia.
Y para ir terminando, lo que en nada me sorprendió fue que el Sr. Alcalde pudiera haber practicado la escala del Sr. Don Alexis Psipras respecto de las mujeres, pese a que, a lo mejor, en otras ocasiones predicó de otra manera.
Son formas. No se me enojen. Permítame sobresaliente señor don Antón Reigosa Carreiras que le envíe ya mi más cordial enhorabuena por su nuevo cargo oficial de Cronista Oficial de la Ciudad de Mondoñedo, y espero que me la reciba y acepte. Creo que se lo merece indiscutiblemente. En Mondoñedo, ¡por fin, Cronista! Así lo opino 
 
LORENZO ARES ROBLES - Mondoñedo


NOTA: LAS OPINIONES VERTIDAS EN ESTE ESPACIO SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES Y NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE LA OPINIÓN DEL EDITOR.
Para publicar un artículo firmado en esta sección escribir a:    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  
  

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.