Terminábamos la procesión del Santo Entierro de Viernes Santo y llegó el comentario de que nos había dejado para siempre el Ilustrísimo señor don Ricardo Pedreira Pérez, y, luego ya en casa, recibimos un whatsApp confirmando el acontecimiento.
Este gran hombre, de enorme historial académico y profesional había recibido en su pequeña gran Ciudad de Mondoñedo (como él decía de ella), el pasado día 26 de enero de este año, un merecido homenaje popular, por el cariño que le profesábamos en la Ciudad del Masma y por ser un mindoniense destacado, estelar.
Amigo Ricardo, suponemos que ese día del homenaje te habrán llenado la cabeza de palabras ciertas y bellas y en el estado emocional en que a buen seguro que te hallabas te afectaron, pero como eras un hombre muy inteligente, pensarías si habrías hecho tantas cosas en tu vida, pero pronto te percatarías que lo que hicieras fuera limitarte a ser un honradísimo y gran trabajador y buenísima persona y amigo de los amigos, y, desde luego, de la citada ciudad,  pese a permanecer muchos años en Oviedo, que así fue.
Con la ocasión de tal homenaje, unos días antes, le hicimos nuestro particular y sencillo homenaje publicando un artículo sobre su persona en la página www.mondoñedo.net, en Internet. De ahí y de que la tristeza nos embarga en este momento nos sea más difícil escribir una vez más sobre el amigo Ricardo.
Aún hace poco, el 13 de febrero último pasado, nos enviaste, amigo nuestro, una misiva mostrándonos el agradecimiento por las palabras de aquel escrito, al tiempo que nos explicabas que habíamos inflado tus méritos, explicación que entra perfectamente dentro de la sencillez que siempre mostraste, pues, aunque fuere por unas horas, lo cierto es que presidiste la Comisión Europea. Pero lo más significativo  de esta comunicación que nos llegó, fue que nos decías que en ti teníamos un amigo “aunque ya un poco viejo y achacoso”. Tristemente, pensamos, que en ese momento ya te dabas cuenta perfectamente de que padecías una indisposición habitual que te iba acortando el tiempo para estar entre nosotros. No se si es bueno o no saber que uno está llegando a su fin en este Mundo, pero lo que sí debe ser un ejercicio de serenidad para preparar la despedida.
Te prepararon, y tomaste el camino, sin billete de vuelta, hacia la eternidad, en una de las mil primaveras de las que hablaba otro ilustre mindoniense don Álvaro Cunqueiro Mora.
Una primavera muy lluviosa, de las más lluviosas en años, tal vez porque las lágrimas tuyas, de tu familia y de tus amigos han emanado abundantemente como consecuencia  de que todos nos diéramos cuenta que tu vida se acababa y la distinción de Hijo Predilecto de Mondoñedo, que te prometiera el día del homenaje popular el Alcalde de la Ciudad de la Paula, se ralentizaba como es costumbre en el gobierno de ésta, por su tranquilidad pasmosa ya pegada irremediablemente en su andar de cada día, y que, acertadamente, pensabas, pensaste que no iban a ver tus ojos tal condecoración.
El alma, el espíritu de Ricardo ya con seguridad entró en el Cielo y su cuerpo, ya en cenizas, será recibido, procedente de Oviedo, en la iglesia parroquial de Santiago de Mondoñedo, el Lunes día 1 de abril, a las CINCO Y MEDIA de la tarde, donde se celebrará funeral por su eterno descanso, y acto seguido recibirá cristiana sepultura en el cementerio de la Ciudad episcopal. Pero este hombre de trato amable y comprensivo, con sinceridad de corazón, quedará por mucho tiempo en nuestras mentes.
Ricardo Pedreira Pérez, era viudo de doña María del Pilar Saenz de Santamaría Olavarría, y fue Catedrático de la Universidad de Oviedo y Presidente del Tribunal Económico. Y terminamos enviándoles públicamente nuestro más sentido pésame a su hermana Pepita, profesora nuestra de quien tuvimos el privilegio de que nos distinguiera con los máximos honores,  Elena y Manuel, también amigo como nos demostró con su asistencia, viniendo de Oviedo, a nuestro homenaje popular el día 31 de octubre de 1.998. Y su demás familia.
Estas palabras son nuestro humilde homenaje al Ilustrísimo señor don Ricardo Pedreira Pérez. Q.E.P.D.
Así lo pino.


  LORENZO ARES ROBLES - Mondoñedo

 

NOTA: LAS OPINIONES VERTIDAS EN ESTE ESPACIO SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES Y NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE LA OPINIÓN DEL EDITOR. Para publicar un artículo firmado en esta sección escribir a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 
 
We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.