Esta mañana, por las calles y lugares cotidianos de encuentro de personas de la Ciudad de Mondoñedo, corría rápidamente la triste noticia de que, de manera repentina e imprevista, había fallecido, nos había dejado para siempre y sin mantener una última conversación con nosotros, el amigo mindoniense muy conocido y cariñosamente llamado Ramiriño, el hijo de Pepe do Penasco, el del INEM, y por allí, por aquellas calles y lugares, e incluso por Facebook, abundaba la frase “un buen hombre” y la expresión D.E.P.
Claro que sí, sin dubitación, era don Ramiro González Rivas, una persona buena, honesta de buenas costumbres y razonable, así como amigo de los amigos, siempre dispuesto a ayudar a los demás y servirles en lo que podía alcanzar, e incluso, con semblante serio y con rectitud en la solución de los asuntos, era poseedor de una llaneza ejemplar en el trato, siendo este amable y comprensivo, que le hacían digno de simpatías y de cariño hacia él.
Fue asimismo un esposo y padre a seguir de ejemplo.
Desempeñó el cargo de funcionario del INEM, durante muchos años en la oficina de Mondoñedo, habiendo comenzado sus funciones de servicio a los demás en el antiguo Sindicato Vertical de la mano de su amigo Atilano Mogo Fernández, quien en aquellos tiempos ya le encontró madera para ser un buen funcionario.
Ramiro era el Presidente de la Asociación O Pasatempo de Mondoñedo, desde donde organizó todos los años un popular Magosto de nuestras castañas de la Comarca.
Dirigente de los actos de Semana Santa en Mondoñedo desde hace muchos años, que guiaba con gran vistosidad y brillantes, además de con recogimiento, y llevaba a buen fin de forma impecable, y con la colaboración fiel de sus amigos Espina, Bobby y Queno, viéndome hoy obligado a mostrarle mi agradecimiento por haberme invitado, junto con sus dichos colaboradores, a pregonar la Semana Santa.-
Organizador del ya famoso Mercado Medieval de Mondoñedo, representando incomparablemente al “Señor Obispo” de la época.
Joven, muy joven, con tan sólo 63 años y ya pensando en su merecida jubilación, el Señor quiso llevárselo para entregarle el premio merecido aquí en la tierra, de descansar eternamente en el Cielo, y no queda otra que oremos y pidamos por su alma, como ya hicimos desde saber la triste noticia.
Y vamos terminando, enviándoles nuestro más sentido pésame a su esposa, y ya viuda, Doña María Antonia Docampo Amieiro, a sus hijos Oscar, Felipe y Paula, y toda la demás familia.
El funeral por su eterno descanso será mañana Martes, 21 de enero de 2.014, a las CINCO de la tarde, teniendo lugar su previa conducción desde el Tanatorio de Lourenzá a la Iglesia parroquial de esta localidad.
Descanse en Paz, nuestro querido amigo Ramiro González Rivas. Así lo opino.


  LORENZO ARES ROBLES - Mondoñedo

 

NOTA: LAS OPINIONES VERTIDAS EN ESTE ESPACIO SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES Y NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE LA OPINIÓN DEL EDITOR. Para publicar un artículo firmado en esta sección escribir a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.     
We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.