BolardosA la rotura de papeleras y alumbrado público, se le suma, desde la noche del 21 de agosto, el decorado de los bolardos instalados por el Concello para regular el tráfico en el centro.
Los vándalos utilizaron pintura en spray de colores llamativos para teñir la mayoría de los bolardos instalados en la calle Progreso y la totalidad de los de Afonso VII.
A la polémica generada entre los vecinos a favor y en contra de la instalación de los bolardos, se le une, ahora, una nueva por la protección del mobiliario urbano.

Hace unos tres meses, el Concello decidió instalar los bolardos en las calles del centro de Bolardosla ciudad para regular el tráfico.
Anteriormente, los conductores hacían caso omiso de la prohibición de estacionar, y esto dificultaba la circulación, a la vez que impedía a los vecinos, en algunas ocasiones, acceder a su hogar.
Los detractores de esta medida, dicen que afecta negativamente al comercio y que mucha gente prefiere ir a los establecimientos que cuentan con estacionamiento. Además opinan que, cuando se acabe el verano, Mondoñedo parecerá un pueblo fantasma.
Los partidarios de este tipo de medidas, afirman que el pequeño tamaño de la ciudad y la proximidad de los aparcamientos habilitados, favorecen el desarrollo normal de la vida cotidiana y por lo tanto, esta medida no influye negativamente ni en el comercio ni en la hostelería. Anteriormente, era difícil encontrar lugar de estacionamiento en el centro, ya que los vehículos que ocupaban las calles solían ser de los propietarios de los locales, así como de los que trabajan en el centro, pero no de los clientes.

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.